Una campaña de e-marketing en buscadores (publicidad directa en laterales, por ejemplo) ofrece el mayor retorno de inversión en el mercado publicitario puesto que se basa en tres premisas para llegar directamente solo a quién nos busca:

Define bajo qué palabras clave apareceremos. Especifica zona geográfica de aparición. Solamente se paga cuando, voluntariamente, el visitante hace click

  • Medios y objetivos: Los buscadores como Google constituyen el medio más habitual de entrada de usuarios a una web y son el inicio del proceso para comprar o para demandar servicios.
  • Mediante nuestro estudio de mercado analizamos la situación del mercado objetivo, palabras que pueden ser interesantes, competencia en términos de palabras clave (cotización), ámbito geográfico, idiomas y presupuesto. Con estos datos optimizamos la inversión ajustando los parámetros para obtener el máximo resultado. Este estudio de mercado sólo se puede hacer configurando realmente los futuros anuncios y detalla, para diferentes inversiones y con los parámetros especificados (zona, palabras, texto anuncio…), el resultado que se estima en cuanto a visitas.
  • Seguimiento y configuración de anuncios En cada publicación de anuncio se seleccionan las palabras clave, de acuerdo con el cliente, que definan el contenido de éste. Además se realiza un seguimiento diario y se miden los resultados en función de los objetivos planeados, corrigiendo los parámetros del anuncio si es necesario. Este control es imprescindible para optimizar la inversión. Sin todas estas acciones probablemente estemos pagando un precio no ajustado por cada uno de los clicks.