Debido al enorme crecimiento de WordPress en los últimos años, Joomla ha perdido su posición del CMS más popular y novedoso. ¿Pero significa que ya no es digno de tu atención?

Ambos son soluciones de código libre y gratuitas, evolucionando constantemente con las tendencias del mercado y asegurando que cualquier error o problema de seguridad sea tratado rápidamente. Ambos son amigables al SEO.

Si bien hay un montón de similitudes, son diferentes en muchos aspectos. Tienen diferentes políticas sobre qué incluir en el software básico, cómo manejar módulos y plantillas, cómo lidiar con la seguridad, etc. Estas diferencias tienen un gran impacto en los usuarios, y cómo construyen sus sitios web.

De hecho, Joomla es tan técnicamente avanzado como cualquier CMS moderno grande. Además, tiene sus ventajas en comparación con WordPress: es más rápido, generalmente menos propenso a ataques de hackers, y más escalable.

WordPress, es una plataforma ideada para no-desarrolladores y el CMS más popular en la actualidad. Esencialmente, WordPress es un sistema de blogs, que también permite crear sitios web con páginas estáticas.

Si se necesita crear un diseño muy específico con funcionalidades a medida, una comunidad o una red con un área de miembros, foros, sala de prensa, artículos, aportes de autores externos, etc… Joomla está hecho para ser de esa manera. Joomla además trae incorporada la capacidad multi-idioma que en Worpress necesita de extensiones ajenas al núcleo del programa y algunas son de pago. Joomla viene de base con la capacidad para manejar un sitio web multilingüe sin instalar ninguna extensión.

Un gran porcentaje de sitios web creados cada día, son sitios no ingleses o multilingües. Es mucho más probable que muchos principiantes probablemente estén buscando un CMS que pueda manejar múltiples idiomas o que tenga soporte para diferentes idiomas.

Joomla y WordPress son fantásticos sistemas de gestión de contenido. Joomla viene con muchas más funciones integradas que WordPress. Sin embargo, WordPress lo supera con su facilidad de uso. Creemos que la mayoría de los usuarios no-desarrolladores encontrarían mucho más fácil construir con WordPress que Joomla.

A nuestro parecer, Joomla es una solución más potente, debido a su amplio nivel de navegación incorporada, multitud de opciones de visionado, infinitas posiciones para los módulos, gestión de grupos de usuarios (ACL: Listas de control de acceso) y muchas otras opciones que ya vienen incorporadas, lo que reduce drásticamente la necesidad de plugins o extensiones de las que WordPress es dependiente pues no las incorpora de base.

En definitiva ambos son altamente válidos para realizar cualquier sitio web pero la diferencia está en que en determinado proyecto, según sus requisitos, uno puede brindar mayores ventajas y facilidades que el otro.

Aconsejamos WordPress si:

  • El proyecto es simplemente un blog sin funcionalidades específicas.
  • La página web es pequeña y no va a tener mucho tiempo para invertirle.
  • Es nuevo en el mundo del desarrollo web y quiere aprender a hacer una página web rápidamente.
  • El sitio web solamente publica noticias.

Mejor Joomla para:

  • Si blog o novedades es parte ínfima de un sitio y se desea incorporar otro tipo de contenido como un catálogo de productos, o una aplicación a medida, (reservas de hotel, carrito de compras, etc.)
  • “Developer friendly” personalizando el comportamiento de la aplicación. La integración de Joomla con otras aplicaciones es más transparente que con WP
  • Creación de contenido estructurado.
  • Permite mayor control sobre cuando y donde mostrar un módulo que WordPress (widgets) lo cual es útil en sitios grandes.

Resumimos pues que WordPress es más amigable, rápido y adecuado para hacer un Blog que Joomla y Joomla es más viable para desarrollar sitios web que prestan servicios además de información.

Cuando se trata de seguridad, cualquier sistema sólo es tan fuerte como su eslabón más débil – por lo que la pregunta es: ¿qué plataforma es más segura?

Debido a su popularidad, WordPress tiene un objetivo gigante en su espalda cuando se trata de vulnerabilidades de seguridad. Cada instalación de WordPress es única gracias a los miles de complementos y temas disponibles para el CMS.

Si bien esto es un positivo definitivo, también es una pesadilla desde el punto de vista de la seguridad – es imposible asegurarse de que cada plugin emplea normas de seguridad adecuadas y sigue siendo compatible con versiones más recientes de la plataforma.

Además, WordPress no incluye características básicas como forzar una conexión Secure Socket Layer (SSL) en su tablero de mandos – debe modificar sus archivos principales para habilitarlo – o la autenticación de dos factores (2FA). De hecho, la mayoría de sus funciones avanzadas de seguridad dependen totalmente de los complementos.

Por otro lado, Joomla cuenta con una opción para forzar conexiones a través de SSL y otra para 2FA. Además, ofrece su propio conjunto de extensiones de seguridad, y sus desarrolladores mantienen una lista de las extensiones con vulnerabilidades conocidas.

El escenario ideal sería los mejores bits de ambos en un solo sistema, pero dudo que eso suceda.